ÁREA DE PRENSA

Notas de prensa

Dosier de prensa

26 octubre 2012

El recinto de Gran Via de Fira de Barcelona acoge, del 3 al 11 de noviembre, la 30ª edición del Salón Internacional del Caravaning, certamen que se ha convertido en el evento de referencia de los sectores del camping y el caravaning de nuestro país.

Treinta ediciones de caravaning

A lo largo de su larga trayectoria, el Salón Internacional del Caravaning de Fira de Barcelona, como feria pionera, ha hecho posible que la sociedad catalana, en particular, y la española, en general, conocieran de primera mano y se interesaran por un estilo de vida que fuera de nuestras fronteras contaba con muchos aficionados.

No obstante, hay que remontarse al año 1960 para encontrar la primera convocatoria de un evento ferial que, en nuestro país, tuviese al camping y al caravaning como grandes protagonistas. Se trata del primer Salón del Deporte y Turismo que se celebró en el antiguo Hospital de la Santa Creu de Barcelona.

Después de cuatro ediciones, esta feria se trasladó a Fira de Barcelona. En la memoria oficial del salón de 1963, el cambio de ubicación se justifica así: "La buena acogida dispensada precisaba de palacio apropiado para la presentación de su IV edición, y éste no podía ser otro, precisamente por sus condiciones idóneas, que uno de los del recinto ferial de Montjuich".

Además, la sociedad española de los años 60 comenzaba a interesarse por una modalidad turística que permitía un mayor contacto con el medio ambiente. El presidente del salón de 1963, Carbó y Vidal, lo explicaba por "el aumento del nivel de vida de los españoles".

Primer Salón Náutico de Barcelona
En ese mismo año 1963, un grupo de amantes del mar, comandados por el que llegara a ser el presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, pone en marcha el primer Salón Náutico de Barcelona, evento del que nacería, posteriormente, el Salón Internacional del Caravaning.

Doce años más tarde, en 1975, el Salón del Deporte, con una destacada presencia de los sectores del camping y el caravaning, pasa a integrarse en el Salón Náutico Internacional. En la memoria de la XIV edición de este salón, su presidente, Juan Antonio Samaranch, lo explica así: "La unión de la náutica, deporte, camping y caravaning se produjo porque, a pesar de que cada sector tiene su importancia y propia dinámica, era evidente que mancomunando esfuerzos todos saldrán beneficiados". 

España estaba entrando en la Transición política y abriéndose a Europa y la modernidad. "La capacidad de los campings españoles es de 900.000 plazas y puede calcularse que un 30% de los turistas que nos visitan lo hacen utilizando este medio. Por lo que se refiere al caravaning bastará un dato: hace apenas 3 años ocupaba 420 metros y en esta pasada edición ocupó 4.000", señalaba Samaranch en la Memoria del Salón Náutico Internacional y del Deporte.

Una prueba del crecimiento, lento pero exponencial del caravaning en los primeros años de la democracia, lo tenemos en la Memoria del XV Salón Náutico en la que un empresario del sector, Antonio Lluch, cuantificaba en 5.000 el número de caravanas vendidas entre 1973 y 1976. Según Lluch, "el auge del caravaning se explica porque el español está despertando a la necesidad de encontrarse con la naturaleza".

Tras estas experiencias, nace en 1977 el Salón Internacional del Caravaning, tal como lo conocemos hoy como el evento ferial representativo de esta modalidad turística y de ocio. Bajo la presidencia de José Maria Ordeix, uno de los padres de la liberalización de la economía española, el sector del caravaning adquiría vida propia en el marco del Salón Náutico Internacional.

En 1985, en una entrevista publicada en ¿Mundo Deportivo', Ordeix repasaba la realidad del sector. "En Francia se venden 60.000 caravaning ¿sic- y en España, no pasamos de 4.000", apuntaba.

España estaba a punto de entrar en la entonces Comunidad Económica Europea y Ordeix veía ese hecho como una gran oportunidad para el sector por la entrada en vigor de un nuevo impuesto que parecía venir de otra galaxia. "Cuando desaparezca el impuesto de lujo y se apruebe y aplique el IVA, y nuestras esperanzas se concretan a que ello suceda en enero de 1986, nuestro progreso será sensible", afirmaba.

Primera edición independiente
En 1989, llegó la primera edición del Salón Internacional del Caravaning como feria independiente. En la nota oficial de lanzamiento se decía que "crear este nuevo salón monográfico obedece básicamente a la nueva situación sectorial surgida a partir del importante crecimiento experimentado por esta actividad en los últimos años". Se trataba de la 13ª edición del certamen, pero la primera con plena autonomía. La decisión de Fira de Barcelona representaba todo un hito para el sector.

En los años 90, el sector había crecido de manera importante. Tanto es así que, en 1991, se vendieron más de 15.000 unidades entre caravanas y autocaravanas. El creciente éxito de la feria posibilitó que, en 1998, el Salón Internacional del Caravaning se trasladase al recinto de Gran Via, sede actual de la feria.

En 2010, siguiendo las peticiones del sector, el certamen pasó a ser de periodicidad bienal. Ese mismo año, se produjo la renuncia de José Maria Ordeix a la presidencia del comité organizador del salón y el nombramiento del empresario Ramón Nuez como nuevo presidente.

En reconocimiento a su labor en pro del desarrollo del sector y del propio certamen, Fira de Barcelona decidió nombrar a José Maria Ordeix presidente emérito. La 29ª edición del salón, además de seguir fomentando la práctica del camping y el caravaning, contribuyó a la reactivación del sector al vender más de 2.500 vehículos, cifra que supuso el 7,5% del total anual de toda España.

En 2012, el Salón Internacional del Caravaning vuelve fiel a su cita con todos los amantes de este estilo de vida. Como lo viene haciendo desde 1977.

Barcelona, noviembre de 2012

Eduard Pérez Moya
93 233 21 66
eperezm@firabcn.es