"Con el Camper puedo ir en busca de las mejores olas"

Los vehículos Camper son todo un icono para los surfistas y, sin duda, uno de sus mayores deseos. Aritz Aranburu, campeón de Europa en 2007 y mundialista en varias ocasiones, nos explica cómo es su día a día con su California y por qué ha sido vital en su carrera deportiva.

Empezaste a surfear con tan solo 4 años, pero… ¿desde cuándo utilizas un vehículo camper para complementar la práctica del surf?

-Volkswagen me ofreció la oportunidad hace 3 años. Los surfistas necesitamos vehículos muy concretos por cuestiones de espacio para llevar tablas. Hace algunos años había tenido otro tipo de vehículos, como por ejemplo monovolúmenes, pero no una camper. El California es el único que he utilizado por el momento. El que tengo ahora es el T6, el modelo más nuevo.

Por qué crees que el California forma parte del mundo del surf? ¿La utilizan todos tus rivales en el Mundial

-Porque ya se convirtió en un vehículo mítico en sus inicios. Todo el mundo lo quería tener. Pero lo cierto es que dentro del circuito profesional hay una gran variedad de vehículos ya que prácticamente cada surfista tiene su propio patrocinador. En este sentido, con mi T6, soy bastante "único".

¿Qué te ofrece un vehículo Camper que no te pueda dar un hotel?

-Me da la libertad de poder acampar dónde y cuando quieras. Me deja improvisar y permanecer en los sitios que más me gustan. También me permite alargar los días de entrenamiento ya que puedo descansar entre las sesiones de mañana y tarde.

Campeón de Europa, mundialista consagrado… ¿Qué papel ha jugado el vehículo camper en tu trayectoria deportiva?

-Es clave para mí. Los surfistas hacemos miles de kilómetros al año para ir en busca de las mejores olas. Siempre estamos en ruta en busca de las condiciones óptimas para practicar el surf. Además, un vehículo Camper te permite dormir cerca de la playa y, como he comentado, descansar entre las sesiones.

¿Qué es lo que aprecias más de tu California en cuanto a equipamiento? Explícanos cómo es el tuyo por dentro.

-Me encanta que sea automático y todas sus innovaciones y complementos, como por ejemplo los accesorios para la conexión del teléfono y la música. Mi California está configurado al estilo "surfista". Tengo los asientos colocados en línea en el lado de la puerta trasera. El resto lo dejo libre para poder cargar las tablas. Esto me facilita mucho las cosas a la hora de ir a recoger el material, ir a entrenar, llevar el equipaje hasta el aeropuerto...

¿Habrás vivido muchas experiencias con el Camper junto a tus amigos y familiares, ¿recuerdas alguna anécdota curiosa?

-El otro día estuve rodando con el California para el programa de televisión ‘Centímetros Cúbicos'. Fue toda una experiencia porque terminamos aparcándolo en medio del puerto de Mundaka y aprovechamos las mesas y sillas del vehículo para comer allí mismo. También tengo muy buenos recuerdos de un viaje a Granada y una escapada a los Pirineos.

Por último, el Camper y el surf son sinónimo de libertad. ¿Los recomendarías a todo aquel que no los haya probado?

-Poder viajar y hacer la ruta que quieras, sin tener que preocuparte de dónde parar a dormir o comer, realmente te dan una sensación de libertad única. Creo que cualquiera que lo pruebe sentirá lo mismo.