'En el caravaning hay mucha fraternidad'

Viendo el arte que tiene interpretando, no nos extraña saber que desde bien pequeño el actor catalán disfrutara ya creando personajes para su familia, inventando todo tipo de historias con amigos y explicando cuentos alrededor de un buen fuego. Lo que hemos descubierto es que muchos de aquellos pasos que empezó a esbozar como actor los dio en un camping, disfrutando de inolvidables días de relax en una caravana con sus primos y amigos. Descubrimos la faceta más caravaning del divertido y entrañable Secun de la Rosa.

¿Recuerdas tu primera experiencia caravaning?

- Sí, de pequeño yo vivía en Barcelona y durante una temporada se puso de moda irse con la roulotte a los campings. De hecho, se iban los padres a los hoteles y dejaban a los chavales en los campings en caravanas. Yo me iba a un camping que tenía sitio para caravanas que se llamaba La Ballena, en Canet de Mar. Era niño.

¿Qué recuerdos tienes de aquellas experiencias?

-Era muy divertido, sobre todo porque estaba ahí con mis primos y tus padres estaban en un hotel. Montábamos buenas juergas.

¿Qué aspectos positivos destacas del caravaning?

-Lo que tiene de positivo es que se pasa muy bien, yo recuerdo que por la noche de repente era un gustazo poder salir y estar al lado de la playa o de otra gente que también está en el camping. Además, se puede viajar por mil sitios, hay mucha fraternidad, y eso lo recuerdo como muy bonito, la parte grupal de los chavales jugando y cantando. 

¿A quién le recomiendas tú practicar caravaning?

- A todo el mundo, aunque creo que se disfruta mucho si eres pequeño y también puede ser muy romántico para ir en pareja.

 

Fotos: Secun de la Rosa Instagram